¡Consiéntete como reina!

¿Estás estresada, te duele la cabeza todo el tiempo y te encuentras de mal humor? Quizá es tiempo de que te tomes unas vacaciones, unos días para olvidarte de las preocupaciones y los deberes y acercarte a ti misma. Todas nos merecemos unos días de descanso después de una racha de trabajo duro.

Sí, sabemos que no quieres gastar, pero piénsalo, más que como un lujo, como una necesidad. Si no te desestresas, no podrás rendir al máximo en tu trabajo y posiblemente, eso se refleje en la calidad de éste. Aquí te damos un par de recomendaciones para que regreses a trabajar tan fresca como nunca:

1) Huye a un spa. Tómate unos días y ve sola o con amigas a un spa que quede fuera de la ciudad. Los que están rodeados de naturaleza, lejos del bullicio de las ciudades, son los mejores. Pide que te den un masaje relajante, disfruta de la tranquilidad del paisaje, come rico y saludable y aprovecha para desintoxicarte. Cuando termines, te sentirás como nueva.
2) Viaja a un sitio nuevo. ¿Qué tal Europa? Puedes hospedarte en alguno de los bellísimos paradores en España, famosos por su bella arquitectura y su exquisita cocina, recorrer las calles de Italia o asolearte en las playas griegas… No suena nada mal, ¿eh?
3) Si no puedes gastar, también hay opciones para ti. Puedes visitar el pueblo pintoresco que se encuentra a pocas horas de tu ciudad, o incluso en tu misma ciudad, tomarte unos días para conocer esos lugares que nunca habías visto. Seguramente hay parques, calles, barrios y sitios hermosos que ni siquiera imaginaste. Una buena idea es hospedarte en un hotel dentro de tu ciudad, para salirte de tu departamento y ser un verdadero turista en tu propia ciudad. ¡Verás las cosas de manera distinta!

Originally posted 2012-01-30 06:29:08.

Post A Comment