El alcohol, una de las principales causas de la úlcera péptica

Exceso de alcohol provoca úlcera péptica

Nuestra dieta y nuestra alimentación son, en la mayoría de los casos, las claves para conocer las causas de los problemas digestivos que nos asedian. Evidentemente, una dieta poco equilibrada puede llevar también consigo un desequilibrio de nuestro sistema digestivo, con los consecuentes problemas estomacales derivados. Uno de los problemas estomacales más importantes es la úlcera péptica, el sangrado o desgarro de la membrana interior del estómago, provocándonos fuertes dolores, y en algunos casos, incluso hemorragias internas que necesitan una intervención inmediata.

Nuestro organismo trata de equilibrar siempre los factores defensivos y agresivos que encuentra. Normalmente, los factores agresivos provienen de los alimentos que tomamos, sobre todo en exceso, que pueden ser muy perjudiciales, y causarnos desequilibrios que el organismo no puedo combatir solo. Es así como se da la lesión en la mucosa gástrica que tiene como consecuencia la úlcera péptica.

Entre los alimentos y sustancias que ingerimos hay algunas más “peligrosas” que otras, por suponer un mayor riesgo para nuestro sistema el consumirlas en exceso. Uno de los ejemplos más claro es el alcohol. El alcohol es un agresor claro de nuestro sistema digestivo, tanto de la mucosa estomacal como del propio hígado, órgano encargado de metabolizarlo. Un consumo excesivo, o simplemente, muy continuado de alcohol, nos expone a diversas afecciones, como puede ser la úlcera péptica.

El hecho de que el alcohol desestabilice nuestro sistema digestivo se debe a que facilita la producción de ácido clorhídrico en nuestro estómago. El papel que juega el ácido clorhídrico en la úlcera péptica es determinante, puesto que va a ser la excesiva producción de ácido lo que dañe a la mucosa estomacal, incapaz de contrarrestar esos niveles tan altos, provocados por la presencia excesiva de alcohol, por ejemplo.

De ahí que aquellos que sufren o han sufrido úlcera péptica tengan tajantemente prohibido el beber alcohol, sobre todo las bebidas con más alta gradación. Esto puede empeorar su úlcera o hacer que reaparezca. De hecho, una buena parte de las personas que han sufrido úlcera péptica han tenido también problemas con el excesivo consumo de alcohol.

Post A Comment