Los beneficios de bailar

Bailar parece una mera actividad de ocio, pero detrás de ella se esconden diversos beneficios que contribuyen a una mejor salud física y mental. Lo evidente es que las personas que se mueven al compás de un ritmo determinado lo disfrutan, a pesar de que algunos ni siquiera sepan hacerlo correctamente.

Lo primordial es divertirse, es dejarse llevar por la melodía, de esta manera es que realmente se hacen presente esas bondades que con bastante generosidad llegan a quienes se entreguen al baile. No importa el ritmo de su preferencia, si se especializa en uno en particular, o decide practicar varios, si lo hace en una academia, o deja que familiares o amigos le orienten, o decide hacerlo solo, ahora con tantos vídeos, no hay excusas para aprender o perfeccionarse en algo.

Como se mencionó al inicio, esta actividad trae beneficios para el cuerpo y la mente, que se exponen a continuación:

Para el cuerpo: se trata de una actividad física, por lo cual, no es difícil deducir que se equipara a un deporte, pero además hay que destacar que es integral porque involucra todos los músculos y puede ser practicada por cualquier individuo, por ser de bajo impacto. Por supuesto, habrá movimientos no recomendados para personas con ciertas condiciones especiales, sin embargo, hay tantos ritmos que seguramente alguno será apropiado para cada quien.

Las piernas reciben el mayor impacto, lo que nos ayudará a tener más resistencia. Por otra parte,  En la medida que tengamos más soltura, veremos cómo se va ganando flexibilidad. Por supuesto, va moldeando la figura, si se hacen movimientos constantes con el tronco del cuerpo, se logra reducir medidas de la cintura. Así pues, no solo nos sentiremos mejor sino que otros verán esos resultados.

Para la mente: es una excelente idea para liberar el estrés, para olvidarnos de los problemas y únicamente ocuparnos de divertirnos. Si llegamos a amar el baile nos producirá felicidad, y esto hace que se liberen las hormonas del placer que causan un efecto positivo en el resto del organismo.

Cuando perfeccionamos la técnica y nos complace bailar con otros o que simplemente nos vean cómo lo hacemos, aumenta la autoestima, nos hacemos más comunicativos y hasta contribuye a que nos propongamos y alcancemos nuevos planes.

Los ritmos latinos son los más recomendados para sacar el máximo provecho, pero en realidad, el que más le guste a cada quien será su mejor alternativa.

Originally posted 2017-11-09 14:45:10.

Post A Comment