¿Qué es el borderline personality disorder?

Las personalidades borderline son difíciles de identificar, a medio camino entre psicosis y neurosis, las personas afectadas parecen completamente normales. Sin embargo, ciertos síntomas son visibles, en particular los problemas emocionales, irritabilidad, ansiedad, cambios de humor e incluso depresión, sin contar con la falta de confianza en uno mismo y auténticas dificultades en las relaciones con los demás. La personalidad borderline se define por al menos 5 de los criterios siguientes:

Autor: geralt-Pixabay

Autor: geralt-Pixabay

  • Inestabilidad y muchos excesos,
  • fuerte impulsividad y asumir riesgos en al menos dos campos, sexualidad, toxicomanía, conducción automóvil,
  • Inestabilidad afectiva,
  • fuertes cóleras sin razón real,
  • amenaza suicidas y automutilaciones,
  • problemas de identidad,
  • sentimiento de aburrimiento, de vacío,
  • miedo a ser abandonado,
  • reacciones desproporcionadas ante el estrés.

Las mujeres con riesgo de personalidad borderline

Los jóvenes, y principalmente las mujeres, son las más afectadas. El estado límete se acompaña a veces de conductas impulsivas y de abusos de alcohol o de drogas. Los casos de automutilación suelen normalmente observarse.

El origen de la personalidad borderline

No se sabe bien el origen de este problema. Al parecer se trata de un traumatismo aparecido precozmente durante la infancia. El papel de los padres también es destacado. Una carencia afectiva y una familia muy autoritaria podrían ser factores que predisponen a sufrir este tipo de desarreglo mental. Causas no psicológicas también se evocan como problemas de la variación de la sensibilidad a los neuromediadores del cerebro, concretamente la serotonina. Las hormonas tiroides podrían igualmente jugar un papel. Finalmente, la importancia de la herencia genética parece real.

El tratamiento

El tratamiento por psicoterapia suele ser difícil. Normalmente se suele diagnosticar un tratamiento a base de medicamentos combinados con una psicoterapia. Sin embargo, el enfermo suele cuestionar al psiquiatra o al psicólogo. De hecho, las personalidades borderline suelen parar el tratamiento a mitad de camino. Las terapias comportamentales y cognitivas suelen tener mayor éxito. Sin embargo, el tratamiento es fundamental. Este desarreglo de la personalidad es un verdadero calvario para todos los que lo viven.

Originally posted 2015-12-09 17:37:50.

Post A Comment